Saltar al contenido

“Si estoy en MotoGP es por Valentino Rossi”

10 marzo 2020
Fabio Quartararo Valentino Rossi MotoGP Yamaha

Fabio Quartararo se declara fan incondicional de Valentino Rossi y reconoce haber encontrado la fórmula para dar lo mejor de sí mismo durante MotoGP 2020

Fabio Quartararo se declara fan incondicional de Valentino Rossi. El francés, en declaraciones a la revista ‘GQ Italia’, ha manifestado que “si estoy aquí, en MotoGP, también es por Valentino Rossi. Él me abrumó y me inspiró con su pasión”.

Marc Márquez reconoció que, de pequeño, coleccionaba motos pequeñas de Valentino Rossi. Fabio Quartararo, por su parte, ha admitido que durante su infancia empapeló su habitación con imágenes de Valentino Rossi: “Crecí viéndole en televisión y, en mi habitación, tenía pósteres suyos que recubrían todas las paredes”.

El #46, cuando se enteró de que el piloto francés señala que está en MotoGP gracias a él, espetó que es “un cumplido exagerado”.

Con ganas de MotoGP 2020

El #20, tras cinco años en el Mundial de motociclismo y uno en MotoGP, afronta en 2020 su segundo año en la categoría reina: “Cada domingo mi sueño se hace realidad”.

Fabio Quartararo espera que MotoGP 2020 sea su temporada “trampolín”. Además, el piloto francés espera mostrar “la mejor versión de mí mismo. Seguro que la primera victoria, que se me ha escapado muchas veces por un pelo, acompañará mi próximo paso adelante”.

El #20 ha aseverado que ha encontrado la fórmula para dar lo mejor de sí mismo sobre la Yamaha M1 del Petronas Yamaha SRT: “Quiero usar todas mis habilidades. He encontrado el método, que no es otro que estar tranquilo. Solo entonces, el cerebro, puede funcionar a plena capacidad. Los músculos son indispensables para controlar un bólido que pesa más del doble que yo, pero la auténtica fortaleza está en la mente”.

Tras conseguir siete podios y seis pole position en su primer año en MotoGP, Fabio Quartararo espera dar un paso al frente en MotoGP 2020 y pelear por el título de campeón del mundo de MotoGP con Marc Márquez.