Saltar al contenido

Casey Stoner y sus problemas de salud

5 diciembre 2019
Casey Stoner problemas salud

Casey Stoner, doble campeón del mundo de MotoGP, revela que “si piloto, me paso una semana en el sofá

Casey Stoner, doble campeón del mundo de MotoGP, reconoció recientemente en Rusty’s Garage que vuelve a padecer el síndrome por el que se perdió tres carreras del Mundial de MotoGP 2009: “Tengo un problema que hace que mis costillas se salgan con frecuencia y estén conectadas a las vértebras. Se salen de lugar y eso me destroza la espalda. Tengo fugas en los discos, lo cual ejerce presión sobre el vertebral y sale un poco de líquido que ejerce presión sobre el nervio y me provoca espasmos”.

La dolencia deja a Casey Stoner sin “la energía para pilotar. Si lo hiciese, tendría que quedarme una semana entera en el sofá. Es un poco frustrante porque no puedo hacer cosas con las que disfruto mucho. Estoy luchando con una fatiga crónica en estos momentos, lo que no es bueno. Desde agosto o septiembre del año pasado me di cuenta. Sentí que algo andaba mal cuando el golf se estaba convirtiendo en un deporte realmente físico para mí. He tomado diferentes pastillas para tratar de combatir eso y hacerme pasar el día un poco mejor”.

“Me quedo la energía para pilotar. Si lo hiciese, tendría que quedarme una semana entera en el sofá”

Casey Stoner

Sobre la evolución de  la enfermedad que padece, Casey Stoner argumentó que “he ido progresando con medicamentos nuevos que estoy tomando, pero no estoy cerca de volver a entrenar y salir a hacer cosas. Al contrario, me deja en el sofá durante una semana más o menos, o al menos cuatro o cinco días. Eso hace que la situación sea también complicada para mi mujer”.

Casey Stoner también narró su última experiencia sobre una motocicleta de competición: “Fue hace solo un par de semanas en Estados Unidos, durante mi cumpleaños. No apretamos ni nada, pero me afectó lo suficiente”.

Mundial MotoGP 2009

Casey Stoner se perdió tres carreras del Mundial de MotoGP 2009 por culpa del síndrome que brota de nuevo: “Aquel año luché. Vomitaba después de cada carrera, pero ya no podía pilotar físicamente la moto. No teníamos ni idea, había pasado por todos los médicos imaginables tratando de averiguarlo”.

Puedes escuchar aquí la entrevista completa: