Saltar al contenido

Alex Márquez confiesa que pudo subir a MotoGP con Honda, Yamaha y Ducati

4 mayo 2020
Alex Márquez MotoGP

Alex Márquez desvela que en 2017 tuvo una propuesta del EG 0,0 Marc VDS para ser piloto de MotoGP. En 2018 de Pramac Racing y en 2019 habló con Yamaha

Alex Márquez ha recordado en ‘DAZN’ la carrera del Gran Premio de Malasia 2019 que le proclamó campeón del mundo de Moto2. Durante la conversación con Ernest Riveras, el #73 ha desvelado que ese año pudo ser piloto de MotoGP con el Petronas Yamaha SRT: “Se decantaron por Fabio Quartararo. No hubo una oferta encima de la mesa. Hubo interés y reuniones. Se decantaron por Fabio Quartararo porque ganó el Gran Premio de Catalunya 2018 de Moto2. Con el EG 0,0 Marc VDS tuve la opción real de subir en 2017, pero ahí decidí que mejor no. También en 2018 con el Pramac Racing de Ducati”.

Alex Márquez ha reconocido que declinó todas las oportunidades, ya que su objetivo era ser campeón del mundo de Moto2: “Para mí, ganar el título era fundamental. Suben, pero ganar títulos es lo bonito. La gente no se acuerda de las victorias o de los subcampeonatos que has logrado. Se acuerdan de los títulos. Por suerte, puedo tener dos” –Alex Márquez ganó el título de Moto3 en 2014-.

Con los títulos de Moto3 y Moto2 en el bolsillo, el sueño de Alex Márquez es la corona de la categoría reina del motociclismo: “Ser campeón del mundo de MotoGP es el último escalón. Es el más difícil, donde solo los elegidos ganan. Para ganar en MotoGP tienes que tener muchos factores que te vengan siempre bien si no eres Marc Márquez. Es mi sueño. Quiero trabajar, hacerme mi hueco en la parrilla y coger experiencia para poder luchar algún año por el título”.

Cómo se fraguó su fichaje por el Repsol Honda Team

Alex Márquez ha detallado cómo gestionó su fichaje por el Repsol Honda Team una vez confirmada la retirada de Jorge Lorenzo. El #73 ha explicado que, el Gran Premio de la Comunitat Valenciana 2019, no fue su fin de semana más tranquilo: “El domingo no sabía si ficharía por el Repsol Honda Team o no. Fue un fin de semana súper complicado, que no lo llevé de la mejor manera. La gente decía: ‘Sí, va a ir allí’. Pero, a mí, no me había llegado nada. No había firmado ningún papel que dijera: ‘Álex Márquez, piloto HRC en 2020‘. Era complicada esa gestión. A lo mejor pasa en Malasia, con menos fans y menos gente, y lo llevas mejor. Ya habiendo cerrado un título, digo. En Valencia, cada foto que me hacía era: ‘El año que viene en Honda‘. Yo decía: ‘Que me traigan el papel y entonces podré decir sí o no’. Después de la carrera no poder despedirme adecuadamente del equipo… Hasta la cena estaba descolocado. Me dejó un regustillo extraño no haber podido agradecérselo”.

Lo que tiene claro es que, si ha fichado por el Repsol Honda Team, ha sido por su trayectoria en el Mundial y no por ser el hermano de Marc Márquez: “Nunca me he sentido maltratado o como que alguien no da valor a lo que hago. Habrá mucha gente que diga: ‘Le han puesto en Honda porque es el hermano de Marc Márquez‘. La gente no le da la importancia a ganar Moto3 y Moto2. Al haber esta moda, que ahora ya se ha frenado un poco, de querer subir súper rápido, se ha dejado de dar valor a Moto3 y Moto2. En Moto2 y Moto3 está el futuro de MotoGP. Está habiendo un cambio de generaciones. Este año o el otro habrá muchos pilotos que se retiren, porque muchos lo han dejado entrever. Era el campeón de Moto2, Honda necesitaba un piloto y me contactaron a mí. No hay más, no hay nada extraño. Estoy tranquilo porque hice mi trabajo en pista y me he ganado estar en el Repsol Honda Team“.

Aunque MotoGP 2020 será un año extraño si termina disputándose, Alex Márquez no modifica sus objetivos: “Ahora cambia mucho. Pero en una situación normal, a final de año, un top-8 hubiera sido un resultado bueno. Cuando me decían: ‘¿Dónde te gustaría subir?’ Cualquier moto hoy en día es competitiva para luchar por podios, puntos o top-10. Está bien que muchos equipos satélites tengan motos oficiales. Mi sueño era un podio. Aprovechar los días esos en los que hay que estar, un flag to flag… Habrá que salir con la misma mentalidad”.